Blog

¿Es todo cuestión de costos?

Comunicación y Servicios10 de abril, 2019

Si claro que sí, pero a qué costo, ¿Qué entendemos por costo?, ¿Lo qué nos cuesta algo al momento de su compra? ¿Puede considerarse un costo a los salarios?. Sé que lo son pero, ¿podrías reemplazarlo?. ¿Sabés que esa persona que es un costo, tiene herramientas que podrían ayudarte a mitigar el impacto de ese costo?.

Cuando una empresa decide comercializar productos con segundas o terceras marcas, no baja sus costos, lo que hace es bajar la calidad de sus productos para llegar a más gente y compensar lo que el mercado de sus primeras marcas abandona, pero vos ¿Podrías hacer esto? Por favor no lo hagas, ni siquiera aumentando la antigüedad de tus unidades. Podría ser terrible para tu empresa, y para vos que podrías ir preso, ¿Qué costo tiene eso? Por Dios, si no podés renuncia, pero no juegues con la vida de la gente, aunque nadie te controle.

¿Estas atrapado?, Te aseguro que no!!

Hay mucha gente que, con la crisis propia, dejó sus autos y está volviendo a tomar transporte público, y es el momento de acercarte, de captarlo definitivamente a partir de un comportamiento diferenciado.

Tenés que ser diferente a los otros para que te valoren.

Nunca esperes a ese usuario cabizbajo con la sorna del – Viste qué algún día ibas a volver!!

Puede llegar a ser fatal para vos!! Los usuarios cambiaron, vienen con las redes y con mucha furia, que usan para la denuncia o para el elogio. Hoy todo se comparte, y vos vendés experiencias.

Te digo algunos tips para que la soga de los costos que te ahorcan te den un poco de oxígeno hasta tanto vayas comprendiendo, que las cosas pasan:

  • Alertá a los conductores para que estén atentos, y contales que otro público los visita.
  • Registrá si en la ciudad aparecen nuevos atractores de tráfico, e intentá entender la conducta de ese público,
  • Ofrecé información de calidad, cierta y continua. La gente que se baja del auto, suele ser muy exigente.

Hay que tratar que hablen siempre bien de vos, siempre es siempre.

Si hablan bien de VOS, hablan bien de tus cosas.

 

Suscribirse al newsletter